Importancia de los árboles

Importancia de los árboles

lunes, 27 de diciembre de 2010

El león

Empezaré la primera entrada sobre los animales con el león.
Introducción
El león es un felino, es decir, pertenece a la misma familia que los gatos. En realidad, un león es igual que un gato, solo que 40 veces más grande.
El hábitat del león es la sabana africana, así que si buscas leones, no vayas a la jungla o a la selva.

El más fuerte
El rey de los animales
Se le llama el rey de los animales porque durante años ha representado la nobleza y el valor, pero además porque es un animal muy fuerte.
Pese a su gran tamaño, el león es ágil, rápido y salta con gran precisión. Gracias a su fuerte musculatura, puede derribar una presa de un solo zarpazo. El león posee una mandíula y unos dientes enormes, y son su principal arma para atacar.

Costumbres
Grandes dormilones
Los leones son buenos trepadores. No dudan en subirse a las ramas de un árbol para vigilar o echarse una siesta.
Es muy presumido, y como un buen gato que es, al león le irrita la suciedad. Por eso siempre se lame las zarpas después de una buena comida.
Los leones no comen todos los días. En realidad lo hacen sólo 2 veces por semana..
Los leones se pasan entre 18 y 20 horas al día descansando. En la llanura africana hace mucho calor, y cazar exige un enorme esfuerzo físico. Por ello hay que ahorrar energías.

Siempre alerta
El amo del territorio
Es un abusón, porque aunque el macho no caza, siempre es el primero a la hora de comer. Por algo es el más fuerte. Las hembras siempre comen después a pesar de que la tarea de conseguir el alimento la ejercen ellas. Los machos, excepto los solitarios, cazan muy raramente. Su función principal es proteger al grupo.
El jefe de la manada posee una espléndida melena. Es el símbolo de poder que otros leones identifican fácilmente. Los rugidos del macho dominante se escuchan a varios kilómetros de distancia, y sirven para recordar a todos quién es el rey y para marcar territorio. El macho también marca el territorio con arañazos, olores y con una sustancia que posee en las almohadillas de sus patas.

La manada
La vida en grupo
A diferencia del resto de felinos, los leones viven en grupos familiares. Una manada suele estar formada por varios machos adultos y entre 10 y 12 hembras con sus crías.
En sitios donde abunda la caza, pueden formarse manadas de hasta 50 leones. Siempre manda el macho más fuerte del grupo. Todas las hembras de una manada son parientes entre sí. Es decir, son hermanas, primas o hijas.
Los leones son muy territoriales: cada manada domina un territorio de caza, y no deja que otros grupos se acerquen.

Cachorros
La familia crece
Las leonas traen al mundo entre 2 y 5 cachorritod. Durante las primeras semanas de vida, los pequeños no hacen otra cosa que dormir, corretear y beber leche de su mamá.
Como son indefensas, cuando la madre se va a cazar, las crías deben esconderse para evitar el peligro.
La madre lleva a sus cachorros con toda suavidad de un sitio a otro sujetándolos con la boca. No les hace ningún daño.
Unos buenos lamentones permiten a las leonas tener siempre limpios a sus cachorros.
Todas las leonas de una manada se organizan como uan familia, y no les importa cuidar a las otras crías del grupo.

¡A crecer!
Comer, jugar y aprender
A partir de los 3 meses de edad, los jóvenes leones empiezan la etapa de aprendizaje. Aunque parezca que siempre están jugando, en realidad se preparan para su vida de adulto.
Al perseguirse y pelearse, los leoncitos aprenden a cazar y a sobrevivir. Al año, perderán el pelaje infantil y los dientes de leche. Los cachorros no pueden participar en las cacerías hasta haber cumplido un año. Además su vida no es fácil, sólo comen lo que dejan los adultos.
Los machos adultos suelen tener mal carácter con las crías, así que los cachorritos prefieren quedarse junto a sus mamás y sus tías, que son las encargadas de cuidarlos.

Luchadores
El más fuerte en peleas
Cuando uno o varios machos solitarios llegan a los dominios de una manada, el jefe del grupo sale a su encuentro. Si no se retiran, los ataca.
En una pelea, si quien vence es el león intruso, la manada tendrá un nuevo jefe. Pero si el león dominante logra expulsar al invasor, el clan familiar volverá a su vida normal.
Las hembras nunca entran en las peleas de los machos. Si dos leones luchan entre sí, ellas se quedan con sus cachorros al margen.
Cuando muere el jefe del grupo, sus crías corren mucho peligro, ya que el nuevo león dominante sólo estima a sus propios cachorros, deshaciéndose de los cachorros del otro macho.

Sus presas
Cazan para comer
Gracias a su fuerza y al trabajo en grupo, las leonas pueden abatir muchas presas diferentes. Nunca matan por gusto, sino porque necesitan comer carne.
Las leonas se acercan su presa escondidas en la hierba. Cuando están a unos 50 metros, corren hacia el animal y lo derriban. Si una leona falla su ataque, deberá reposar por lo menos media hora para recuperarse. Las presas más comunes son las jirafas, las cebras, los antílopes y los ñúes.
Las jirafas, cuando beben, son vulnerables. Por eso intentan no demorarse junto al agua.
Las cebras, si están juntas, el león sólo percibe una gran mancha de franjas. Es su única defensa.
Los ñúes, junto con las cebras, forman manadas de miles de ejemplares. Son una de las presas favoritas del león.
Los antílopes son mucho más rápidos y resistentes que los leones, por lo que no son una presa fácil.

Enemigos
Del gran felino
Los elefantes, los rinocerontes y los búfalos son los únicos animales que plantan cara a los leones. Sin embargo, también son presa de ellos.
Los leones prefieren mantenerse alejados de los rinocerontes. Tienen mal genio y poca paciencia.
Los elefantes no dudan en lanzarse contra los leones que se aproximan demasiado.
Los cuernos del búfalo son como puñales afilados. Por ello, los leones sólo lo atacan si están muy hambrientos.
En ocasiones, las hienas también son enemigas. Atacan en grupo a los leones enfermos o viejos, y a las leonas solitarias.

En peligro
Cada vez son menos
La caza y la ocupación de los espacios salvajes por parte del hombre, han provocado la extinción del león en muchas regiones de África.
Aunque el león es una especie protegida, son muchos los ejemplares que cada año son abatidos por los cazadores.
Se calcula que en el mundo sólo quedan 30.000 leones salvajes. En realidad, hay más leones cautivos que en libertad.
La caza del león forma parte de la tradición cultural de los Guerreros Masai desde tiempos remotos. Con ello intentan demostrar su valor y su fuerza.
Afortunadamente, en nuestro días la mayor parte de la gente que va de safari a África caza a los leones con su cámara de fotos, y no con uan escopeta o una lanza.


Para concer al león un poco mejor, tienen esta tabla:

León
Panthera Leo

Clase: Mamíferos
Orden: Carnívoros
Familia: Félidos

Peso: De 160 a 230 kg (machos); de 130 a 180 kg (hembras).
Altura: De 95 a 120 cm (machos); de 85 a 90 cm (hembras)
Longitud: De 225 a 260 cm (machos); unos 200 cm (hembras)
Cola: 1 mettro aproximadamente.

Longevidad: De 15 a 20 años.
Gestación: De 105 a 120 días.
Camada: De 2 a 5 cachorros.

Hábitat: Sabana africana.
Geografía: África.

Y aquí termina la información sobre el león,

Leafia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada